Desplazarse hacia arriba
Inicio de sesión

Se ha activado la presentación accesible noscript, mostrando todo el contenido del documento.

Inicio documento DGAM-ETID

Referencias de Interés

19/07/2013

La radio definida por software (SDR), tecnología habilitadora para el logro de soberanía nacional en las radiocomunicaciones militares

Ámbito:
NACIONAL

Radio tácticaEn el entorno de defensa de España, y también en foros internacionales, muchas veces se plantean preguntas sobre cuándo un país determinado va a contar con una capacidad nacional en materia de «radio definida por software (SDR)». Esa pregunta generalmente es planteada por potenciales usuarios que esperan que la SDR solvente muchos de sus problemas de comunicaciones en los escenarios de operaciones reales. No obstante, cabe plantearse si esa es la pregunta adecuada, ya que la SDR no es una capacidad en sí misma, sino una tecnología. Posiblemente la pregunta debería ser cuándo un país contará con radiocomunicaciones militares propias para el entorno táctico, que sean seguras y con unas prestaciones suficientes para dar soporte a sus necesidades C4ISR. En ese sentido, este artículo postula el uso de la SDR como una tecnología habilitadora para la consecución de una capacidad nacional en radiocomunicaciones militares.

Las particularidades de la tecnología SDR hacen que ésta pueda ser empleada de diferentes formas para conseguir una capacidad nacional en radiocomunicaciones militares. En ese sentido, los modelos de negocio que permite la SDR militar son múltiples y de muy diversa índole, tal como puede apreciarse en el estudio llevado a cabo por el Wireless Innovation Forum. Cada país en función de la economía de escala de su mercado, la cual viene definida por el número de radios tácticas de dotación con las que cuenta, opta por plantear un modelo u otro. Por ejemplo el gobierno de Estados Unidos incurre en altos costes en sus desarrollos SDR, ya que adquiere el 100% de la propiedad intelectual del producto a fin de poder cederlo a otras empresas, y así fomentar la competencia durante la fase de adquisición, con la consiguiente reducción de costes. Este modelo es válido para Estados Unidos puesto que el número de unidades de su parque de radios es lo suficientemente elevado, y su industria militar de comunicaciones lo suficientemente amplia, como para que el ahorro durante la fase de adquisición compense la inversión necesaria para adquirir «full governmental purposes rights» en la fase de desarrollo.

¿Cuál es el modelo aplicable a España? El caso español es particularmente interesante, ya que no contamos con una industria nacional con tradición en radiocomunicaciones militares, más allá de distribuidores o integradores de productos foráneos. Así, el desarrollo de equipos SDR militares de fabricación 100% nacional se plantea como un reto difícilmente alcanzable, y no por la solvencia técnica de nuestra industria, la cual ya ha ganado cierto reconocimiento internacional en esta tecnología, sino por otras causas. El problema radica en que la inversión necesaria, junto al limitado mercado nacional, hacen necesario lograr una penetración en el mercado internacional de difícil consecución para un recién llegado al mismo. No obstante, esto no quiere decir que España tenga que renunciar a la aspiración de contar con una capacidad nacional propia en radiocomunicaciones militares. Sólo quiere decir que es necesario buscar fórmulas inteligentes.

Hoja de ruta para la consecución de una capacidad nacional en radiocomunicaciones tácticas segurasFigura 1. Hoja de ruta para la consecución de una capacidad
nacional en radiocomunicaciones tácticas seguras.

Basándose en la Estrategia de Tecnología e Innovacion para Defensa (ETID), aprobada por el SEDEF y promulgada en 2010, la DGAM ha establecido una hoja de ruta para lograr la deseada autonomía y soberanía nacional en radiocomunicaciones militares. El elemento central que articula la hoja de ruta es la selección de un equipo SDR vehicular que esté disponible en el mercado, sobre el que posteriormente se incluiría un subsistema criptográfico interno de desarrollo nacional, que reemplazaría al cripto interno exportable suministrado por fabricante de la radio. Además, sobre el conjunto resultante se implementaría la arquitectura software para equipos SDR propiedad del MINISDEF (Arquitectura ESSOR). Por una parte, el subsistema criptográfico permitiría contar con control nacional sobre las operaciones criptográficas que soportan el funcionamiento de la radio (COMSEC, TRANSEC, etc.), circunstancia que posibilitaría una hipotética acreditación del equipo para transmisión de información clasificada nacional. Por otra parte, al implementar una arquitectura software sobre la que el MINISDEF tiene pleno conocimiento y derechos de uso, sería posible desarrollar nacionalmente (o en cooperación) aplicaciones de forma de onda para ese equipo. Asimismo se podrían portar las formas de onda con las que ya cuenta el MINISDEF, comenzando por la desarrollada dentro del programa ESSOR (ESSOR HDR WF). (Para más información sobre el programa ESSOR, véase el artículo sobre el mismo publicado en el Boletín de Observación Tecnológica en Defensa nº 36).

Uso de la Arquitectura ESSOR para control interno de un terminal SDRFigura 2. Uso de la Arquitectura ESSOR para control interno de un
terminal SDR.

La estrategia planteada en esta hoja de ruta tiene una doble vertiente. En el corto plazo, mediante la adquisición del equipo SDR vehicular seleccionado por el MINISDEF, se podrían cubrir las necesidades más inmediatas de los ejércitos mediante las aplicaciones de forma de onda privativas proporcionadas por el fabricante. Por otra parte, en el medio y largo plazo, se obtendría de forma progresiva el control nacional sobre la criptografía y las aplicaciones de forma de onda tal como establece la hoja de ruta.

La obtención de soberanía tecnológica en materia de radiocomunicaciones militares, usando para ello las posibilidades que la tecnología SDR nos ofrece, tiene una dimensión relacionada con la preservación de la confidencialidad, integridad, disponibilidad y autenticidad de la información sensible nacional que nuestros ejércitos han de intercambiar en un despliegue real. Pero la soberanía tecnológica también tiene otra dimensión relacionada con la independencia de los fabricantes de radios foráneos. Al igual que nadie se plantea la necesidad de enviar su ordenador personal de vuelta al fabricante para instalar MS Office o cualquier otra aplicación informática, tampoco ningún país debería plantearse ser cautivo de ningún fabricante de radios dadas las posibilidades que la tecnología SDR ofrece. Los países, mediante el control del cripto interno y la arquitectura software del equipo SDR, están en disposición de instalar sus propias aplicaciones de forma de onda, desarrollar otras nuevas para cubrir necesidades específicas, usar sus propios algoritmos criptográficos nacionales, etc. Todo ello haciendo uso de la industria y los centros tecnológicos nacionales, y minimizando así la relación de dependencia con el fabricante foráneo del equipo SDR.

La hoja de ruta recogida en la ETID apuesta por la SDR como tecnología habilitadora para lograr la deseada soberanía tecnológica en radiocomunicaciones militares ya que, sin ningún género de dudas, esta soberanía se verá plasmada en capacidades proporcionadas a nuestras Fuerzas Armadas:

  • Equipos SDR acreditados para la transmisión de información clasificada nacional, gracias al uso de un subsistema criptográfico interno nacional.
  • Formas de onda adaptadas a las necesidades C4ISR de los ejércitos, gracias a la capacidad nacional para desarrollar y portar aplicaciones de forma de onda.
  • Capacidad completa de configuración y gestión de las redes radio implementadas por las aplicaciones de forma de onda bajo control nacional, facilitando su integración con los gestores de comunicaciones de los ejércitos, así como su óptima configuración para la transmisión de información proveniente de los sistemas de mando y control, y de los sensores.
  • Control completo sobre la gestión, distribución y destrucción del material criptográfico de los equipos SDR.
  • Simplificación logística y optimización del espacio en las plataformas al poder ejecutar diferentes formas de onda con el mismo equipo SDR.
  • Disminución de los costes del ciclo de vida y mejora del tiempo de reparación de averías, al minimizar la dependencia exterior del fabricante durante la fase de mantenimiento.
  •  

Próximos eventos

MARTECH 2021 - Workshop en Tecnologías MarinasDel 16/06/2021 al 18/06/2021
Entre los días 16 y 18 de junio de 2021 tendrá lugar una nueva edición del workshop MARTECH “Marine Technology” organizado por la Universidad de Vigo, y con la colaboración del Centro de Desarrollo SARTI de la Universidad Politécnica de Cataluña. El objetivo principal será compartir información y puntos de vista sobre investigaciones disruptivas en el campo de las tecnologías marinas.Mas información
NITEC Connect: NATO NCIA’s Industry Conference. 16-17 June 2021Del 16/06/2021 al 17/06/2021
El 16 y 17 de junio de 2021 se celebrará de manera virtual la nueva edición de la jornada de colaboración de la NCIA con la industria, NITEC Connect. Durante la jornada se explorarán las diferentes opciones de cooperación con la NCIA, así como los desafíos de la OTAN en tecnologías emergentes y disruptivas, desarrollo de tecnologías espaciales, etc. El registro en la jornada es gratuito.Mas información
TALLER CON EMPRESAS “12” FUERZA 2035 – ARMAS NO LETALESDel 23/06/2021 al 23/06/2021
La Dirección de Adquisiciones (DIAD) del Mando de Apoyo Logístico del Ejército (MALE), junto con la Subdirección General de Planificación Tecnología e Innovación (SDGPLATIN) de la Dirección General de Armamento y Material (DGAM), ambas del Ministerio de Defensa, organizan con la colaboración del Centro para el Desarrollo Tecnológico e Industrial (CDTI) el Taller con empresas “12” FUERZA 2035 – ARMAS NO LETALES el próximo 23 de junio de 2021 de modo onlineMas información
 

© Copyright 2012 - Dirección General de Armamento y Material MDE - Secretaría de Estado de la Defensa

Paseo de la Castellana, 109 - 3ª planta, 28071 - Madrid, España Tfno.: (34) 91 395 50 00

Fin documento MDE